• INFORMATIVO DE SEGURIDAD

HALLOWEEN

No hay una fecha tan divertida o esperada por los niños como el Día de las Brujas o Halloween. Pero para los padres, es una ocasión de emociones encontradas. Si bien les encanta ver cómo sus hijos disfrutan de la diversión típica de este acontecimiento, también albergan preocupaciones con respecto a la seguridad.

Aunque los padres no dejarán de preocuparse hasta que los niños regresen a casa con su botín de golosinas, los siguientes consejos de seguridad pudieran contribuir a que los padres también puedan divertirse a plenitud en Halloween:

Seleccione un disfraz seguro. En lo tocante a los niños y los disfraces del Día de las Brujas, la selección de prendas seguras puede ser difícil. Después de todo, los niños quieren encarnar a su superhéroe o personaje de películas favorito, y no se preocupan realmente con respecto a lo seguros (o inseguros) que pueden ser esos disfraces.

A la hora de seleccionar un disfraz del Día de las Brujas, asegúrese de que sea resistente al fuego. Como ese día se usan tantas lamparitas con velas en los portales de las casas, un disfraz con esas características es absolutamente necesario.

También es importante elegir un disfraz con orificios para los ojos lo suficientemente grandes. Con frecuencia, Halloween se celebra un día laboral, y los niños salen a buscar golosinas al caer la noche, el peor momento para conductores y niños, pues la visión se dificulta con la oscuridad. Por tanto, los disfraces deben proporcionar la visión periférica adecuada para poder divisar el tráfico que se aproxime.

Recuérdeles a los niños que tomen precauciones con los desconocidos. Incluso los niños con más experiencia en la búsqueda de golosinas el Día de las Brujas pudieran bajar la guardia en esa noche.

Como los niños tocarán las puertas de casas cuyos residentes no conocen, los padres deben recordarles los elementos básicos de precaución, como no entrar en casas o vehículos de personas a quienes no conocen los niños ni sus padres, antes de que los pequeños salgan a la calle.

También es buena idea que los niños tengan a mano un teléfono celular en caso de que algo ocurra y sea necesario llamar a casa. Esto evitará que los niños toquen a la puerta de un extraño para pedirle que le dejen usar el teléfono, y les facilitará a los niños una llamada a casa si no se sienten seguros.

No encienda lamparitas con velas. Aunque pudiera parecer una medida en contra de la tradición del Día de las Brujas, ese tipo de lámparas constituye un gran peligro.

Con frecuencia los niños entran a los portales de las casas en grupos para buscar golosinas, lo cual incrementa el riesgo de que un disfraz pueda incendiarse. Si va a usar esas lamparitas, las mismas deben llevar una bombilla. Así no se provocará un incendio si algún niño tropieza con ellas, y sólo habrá que colocar nuevamente la bombilla en su sitio.

Que haya acompañantes siempre que sea posible. Como mencionamos previamente, Halloween coincide generalmente con un día laboral, lo cual implica que los niños estarán patrullando la barriada en busca de caramelos al término de la jornada escolar.

Esto dificulta que las familias, muchas de las cuales están compuestas por dos padres que trabajan, puedan coordinarles compañía a sus hijos. Si es posible, pida la tarde libre en su trabajo para salir con los niños. Si no puede hacerlo, busque una niñera o pídale al padre de un amigo de su hijo que los acompañe a todos en su recorrido por la vecindad.

El Día de las Brujas ya no es una festividad tan segura como lo fue en otros tiempos, por lo cual la adopción de precauciones adicionales es totalmente necesaria.

Page 1 of 18412345»...Last »